El Cuidado Quiropráctico

Trabajamos con tres fases, las dos primeras están destinadas a eliminar las subluxaciones crónicas y la tercera nos permite no retroceder hacia las subluxaciones crónicas nuevamente.

Hay que tener en cuenta que el síntoma es lo último en aparecer cuando enfermamos
y lo primero en desaparecer cuando restablecemos la salud.

 

FASE INTENSIVA

Como su nombre indica, esta fase precisa de visitas seguidas, es muy importante la repetición para poder corregir una mala posición vertebral. El objetivo principal es empezar a eliminar las subluxaciones crónicas restableciendo su rango de movilidad. El cuerpo empieza a funcionar mejor (se restablece el buen funcionamiento del Sistema Nervioso) y es en esta fase donde comúnmente si hay molestias se van aliviando.

FASE RECONSTRUCTIVA

Las visitas se espacian, el cuerpo es capaz de mantener los cambios más tiempo gracias a que toda la estructura adyacente a las vértebras (tendones, ligamentos y musculatura) ahora es más flexible y conseguimos estabilizar los cambios. Durante esta etapa se fortalecerá la columna vertebral y su Sistema Nervioso dando como resultado el buen funcionamiento de su cuerpo a nivel de: órganos, células, tejidos, musculatura…

FASE DE BIENESTAR

Después de haber recuperado una máxima función del Sistema Nervioso, esta fase le ofrece la gran oportunidad de mantener su salud a un nivel de excelencia. Esto consiste en una vida sana y vital.

Con la Quiropráctica gente que está mal mejora y gente que está bien se mantiene bien

Español